Estufas de aceite

Un radiador de aceite o estufa de aceite es una estufa eléctrica portátil hecha de metal. Se utiliza para calentar habitaciones pequeñas y medianas (25-40 m²). Transmiten el calor uniformemente y son disipadores de bajo consumo.

El interior del radiador de aceite, como su nombre indica, consiste en un circuito lleno de aceite. Si abrimos el radiador, el aceite se calienta y calienta el metal del radiador. De esta manera, el enfriador de aceite de bajo consumo disipa el calor uniformemente.

Estufas de aceite. Radiador de aceite

Comprar radiador de aceite

El radiador de aceite – Como funciona

Para que el calefactor de aceite funcione, debe estar conectado a la corriente eléctrica. Cuando se enciende, la resistencia interior se calienta. Una vez que esto sucede, el aceite del interior se calienta y el calor se distribuye a las placas de metal. De esta forma, la superficie del radiador se calienta y disipa el calor por toda la estancia.

Una vez que el aceite está lo suficientemente caliente para calentar la habitación, el radiador deja de calentar el aceite hasta que baja la temperatura. Como ves, los radiadores de aceite reducen el consumo regulando el calor.

Ventajas de los radiadores de aceite

  • No necesita instalación. A diferencia de las estufas de pellets, los radiadores de aceite aportan más facilidad de uso al no tener que realizar ningún tipo de modificación en el hogar para su utilización.
  • Aportan el calor suficiente para superficies pequeñas, evitando un consumo excesivo en nuestras facturas.
  • Sistema regulador. La mayoría de estas estufas incorporan un termostato regulador con el que podemos modificar la temperatura.
  • Sistema de apagado automático. Podemos programar la temperatura que nosotros encontremos adecuada para que el aparato se apague de manera automática cuando la alcance. Además, si en algún momento la habitación vuelve a quedarse más fría de lo que nos gustaría, el radiador se volverá a poner en funcionamiento por sí solo.

Imágenes de estufas de aceite